Archivo de la categoría: Empezar de cero a correr

Maratón de París, allá voy!

Si si si! El 3 de abril de 2016 corro mi primer maratón! Schneider Electric Marathon de Paris!
No puedo creer que voy a empezar a entrenar para tal objetivo! Definitivamente uno de los objetivos más grandes de mi vida! Cuando Sandra me contó que de Paraguay se iba a correr a París, no pude evitar la tentación.

Cuando corrí mis primeros 7k de New Balance creí que era demasiado. Cuando Emi me anoto en los 21km de la Geneva Marathon de UNICEF me parecía bastante imposible. Ahora que tengo mi número para los 42km de la Maratón de París, realmente me pregunto: Es necesario? jajaja Pero… Por qué no?

Me tiene tremendamente positiva acordarme lo enterísima que termine los 21km (después de haber entrenado de verdad, solo un mes antes de correr), en especial me tiene positiva lo feliz y orgullosa que me sentí al completar esa media maratón. Llegar corriendo sin parar al km 21 fue cumplir sueños, afrontar adversidades y sobre todo el inicio de una etapa nueva y muy importante en mi vida en Ginebra.

Los 42km vienen para romper una barrera más en mi vida, para aprender a tener disciplina y compromiso con las cosas, para obligarme a cuidar y mantener lo más sano posible a este cuerpito latino, a mi mente y en especial a mi alma.
Vienen para alimentar mi cabeza con imágenes, sensaciones y experiencias nuevas; vienen para tener otra historia más que contarles a mis nietos y en especial a mi sobrinito recién nacido.

Este gran desafío se lo voy a dedicar en gran parte a mi hermana para recordarle que a pesar de no haberla acompañado en el reposo eterno y tortuoso de su embarazo la tengo presente día a día, en los momentos lindos y en los no tan lindos. En su honor por ser una mamá como la que tenemos, re loca, Samurai y luchadora!
Estos 42km también se los dedico obviamente a Emi, que día a día está al lado mío, aguantando mis cosas buenas y malas, deseando que todos los días de mi vida me siga despertando con un beso y dándome las buenas noches con un abrazo, agradeciéndole eternamente por su compañía incondicional en todo, viniendo en bici mientras corro (con lluvia, calor o frio), alentándome en cada serie de ejercicios en el gym, guiándome y sacándome fotos para que pueda compartir con vos en este blog.
Estos 42km de París también son para los hijos de Emi: Carme y Pote. Además de acompañarme en algunos entrenamientos, me inspiran a ser mejor cada día, ellos durante estos meses que pasaron me demostraron que lo único que les puedo dejar es el ejemplo. Por otro lado están las lecciones que me dan, por ejemplo: la ídola de Carme me enseña mucho sobre disciplina y responsabilidad; Pote en cambio, me demuestra la importancia de la perseverancia y constancia para alcanzar los objetivos, me recuerda lo importante que es disfrutar y estar presente en cada momento.

Los que me conocen saben perfectamente que no tenía en mis planes que dos pequeños demonios me motiven tanto a crecer y madurar, a comprometerme con cada pequeña y gran promesa que les hago.

También se los dedico a aquellos que no se creen capaces de cumplir sus sueños o alcanzar metas inalcanzables, que sepan que millones de veces las barreras o trabas están en nuestras cabezas y uno mismo es el responsable de vencerlas.

Te lo dedico a vos que te tomaste el tiempo de leer este post, y te invito a que me acompañes en esta nueva aventura.
Miles de besos,


Sole

Anuncios